Bárbara Suarez Marenzi

Empecé a tomar clases de alemán en Sprachzentrum Buenos Aires en 2008. Había pasado por varios institutos y buscaba algo distinto. Ya no me gustaba la impersonalidad de las clases que a medida que avanzaba en el idioma, nos "amontonaran" en las aulas porque no había tantos adeptos como para abrir más cursos.

Por suerte, encontré un espacio para mi, donde podía avanzar a mi ritmo y asi cubrir mis expectativas. Tan contenta estaba de haber encontrado una forma más dinámica de aprender que una de mis compañeras del curso anterior se cambió conmigo! En cuanto al profesor, la mejor predisposición alemana y mucha dedicación para hacer de cada clase, una hora y media copada! Música, cortos, lo que nos divirtiera y nos permitiera aprender!