María Lucía Foglia

Comencé tomando clases en el Instituto hace un par de años porque quería mejorar mi pronunciación y poder conversar un poco más en alemán. Yo opté para ello por un curso individual y la verdad que estoy muy contenta con la elección. El trato es personalizado y las clases son divertidas y muy dinámicas. De hecho recomendé el curso a un par de compañeros de un instituto de alemán al que concurría anteriormente y ambos se encontraron muy a gusto con el mismo.

La posibilidad de hablar en alemán durante el 100% tiempo que dura el curso y la confianza que se genera hacen del curso un lugar ameno para aprender alemán de forma natural e ideal para mejorar las aptitudes personales a la hora de entablar una conversación en dicho idioma.